8 jul. 2011 Roatán (Segunda parte)

¡¡¡Qué gran día fue la mañana del domingo!!!
Nos intentamos levantar prontito para disfrutar un poco de la playa y desayunar, pero no encontramos ningún sitio abierto por lo que simplemente paseamos por la playa. A eso de las 8 salimos con un taxi y llegamos a comprar las entradas sin problemas. Tuvimos suerte y había muy poca gente, por lo que sólo tuvieron que dividirnos en 2 grupos: uno para español y otro para inglés.


Todo hay que decirlo y nuestro instructor era soso no, lo siguiente. Apenas gesticulaba, tenía un tono neutro y creo que en ningún momento le vi sonreir... pero bueno, estaba tan emocionada con nuestra delfina Fiona que la verdad es que me daba lo mismo... QUÉÉÉÉÉ MONAAAAA!!!! Tan suave, tan rica...


La primera parte era el "Encuentro" en donde te presentaban al delfín, te dejaba tocarlo, te explicaban lo que les gustaba, lo que no, cómo jugar con ellos... y luego te hacían fotos para tenerlas de recuerdo. Sí, las fotos esas que cuestan medio riñón, pues esas. Nosotros le echamos morro y negociamos el precio para todo el grupo, por lo que al final nos salió bastante bien al ser 5 personas :)


Después de tocar a Fiona y que nuestro entusiasta instructor la diera de comer varias veces tras hacer varios saltos, pasamos a la fase "Nadar con delfines". Aquí ya podíamos ir a nuestro aire y con nuestro snorkel y unas aletas podías moverte libremente con los delfines. El recinto estaba en el mar y el agua era cristalina por lo que podías ver a los delfines sin problemas. Había un bebé delfín al que pudimos ver (yo lo vi en varias ocasiones), pero no tocar (no touchy!!!) y fue muy divertido que los delfines te rodearan y te cogieran de la mano algas...


Había veces que no veías a ninguno entonces se me ocurrió la magnífica idea de probar a hacer ruidos debajo del agua. Como me dio resultado me puse como una loca a cantar la sirenita debajo del agua para que se acercaran los delfines y pese a que casi me ahogo en varias ocasiones, mereció la pena. Luego mi amiga Ali me dijo que se me oía dentro y fuera del agua!!! Jijijiji XD

Fue muy triste tener que despedirse de ellos, pero más triste fue llegar al hotel, recoger y volvernos a La Ceiba... Fue un viaje fugaz pero inolvidable.

Digg it StumbleUpon del.icio.us

2 comentarios:

Acuática dijo...

¡Qué envidia Nata! ^_^

Elena dijo...

OOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOHHHHHHHHHHHHHHHHHHH!!!!!!!!

Publicar un comentario

 
Copyright 2011 Back to Honduras