20 may. 2011 Chachaguate

En nuestro primer día casi por completo libre (y digo casi porque aquí la menda trabaja todas las mañanas) nos animamos a ir a Chachaguate con unos cuantos amigos. El viaje dura unos 30-40 minutos en barca y tuvimos suerte de que el mar estuviera muy calmado porque al final acabas con el culete adormecido.Mi amiga Ali y yo acabamos empapaditas porque tuvimos la "suerte" de elegir el lado de la barca en la que soplaba mas el viento y todas las olas venían a nosotras. Fue muy divertido, casi podías coger peces con los dientes :)
La primera parada que hicimos fue a Cayo Bolaños, una isla muy chica con apenas dos palmeras, por lo que estabamos a pleno sol. Aquí aprovechamos para darnos una buena dosis de crema (factor 50, por supuesto) y tomar contacto con el mar transparente del Caribe. El agua no es tan cálida como Nicaragua, pero sigue estando caldo (o caldó) y no da impresión meterse.Después tomamos rumbo a Chachaguate y descubrí que era una islita pequeña y superpoblada.
En apenas unos metros cuadrados te encontrabas con muchas minicasitas de madera. Como fuimos el sábado, había muchos turistas, por lo que no hundimos Chachaguate de puro milagro.
Lo primero que hicimos fue tomarnos una refrescante coca-cola (en mi caso) y varias cervezas porque ya íbamos medio deshidratados. Aprovechamos para pedir la comida y mientras nos la preparaban nos dimos un buen chapuzón en busca de corales y peces.Todo hay que decirlo y Borja se desorientó y nos llevó a Ali y a mi por más de media hora dando vueltas por el mar buscando el coral... pero al final dimos con él y nos sirvió para hacer algo de ejercicio, jeje.

La verdad es que me esperaba un coral mucho más bonito, pero tristemente lo tienen poco cuidado y había varias latas, ropa, bolsas... una lástima. Eso sí, vimos muchos peces preciosos y bastante grandes. El que más me gustó fue un pez que tenía los colores de un loro: verdosos y anaranajados... muy chulo!
Los niños de Chachaguate son muy simpáticos y no paran de reir y jugar, aunque vimos a uno de ellos con un machete enorme venga a darle a un gran tronco. Te quedabas muda con la agilidad y destreza de un niño tan pequeño :ODespués de la excursión nos fuimos a comer marisco y pescado que habían capturado esa misma mañana. En pocas palabras, una delicia. Hicimos una larga sobremesa esperando la cuenta, que tardó una eternidad... cuando conseguimos salir, sobre las 15h ya era hora de marcharnos, no podíamos esperar mucho más porque el mar se pica y es más peligroso.A la vuelta a casa descubrí que me había churruscado parte de las piernas y en una pequeña zona de la espalda (tenía las marcas de por donde me había dado crema, jajaja). Lo bueno es que me traje aloevera y me puse muchísima por lo que a la mañana siguiente ya estaba casi por completo como nueva!!! Qué haría yo sin mi querida aloevera XD
Digg it StumbleUpon del.icio.us

1 comentarios:

Edugdc dijo...

Muy buenas las fotos xD

Publicar un comentario

 
Copyright 2011 Back to Honduras